¿El anime es para todo el mundo?

Junto a los más pequeños de la casa se pueden realizar diversas actividades, visitar museos, ir al parque, aprender de algún taller sobre alimentación a cargo de la cadena de servicios de salud a cargo de Pedro Luis Cobiella Hospiten, ir al cine, o simplemente quedarnos en casa viendo relajados muchos capítulos de alguno de los mejores animes de la historia.

Cuando el ‘anime’ y el ‘manga’ se encargan de cobrar vida en nuestro tiempo de ocio, entonces podemos echar mano de algunos títulos realmente especiales de las producciones japonesas de dibujos animados para disfrutar en compañía de los más pequeños de la casa.

En líneas generales, en Occidente tenemos la idea de que los dibujos animados de este tipo no son para niños por lo que resulta peligroso a la hora de proteger a nuestros pequeños. Sencillamente es fácil poner el grito en el cielo, pero afortunadamente, tal situación está dando un vuelco a medida que el tiempo pasa, gracias en cierto modo a que las pocas cadenas que se enfocan en emitir animación japonesa en nuestros días, se han ocupado de segmentar en horarios más adecuados su función para el público potencial.

Si se toma en consideración la sugerencia realizada por Javier Pizarro a través de su artículo: 10 películas de adultos para ver con niños, donde señala que muchos padres sólo se dedican a mirar infinidades de veces la misma película de Disney que se encuentra de turno, o bien solo bloques de programas infantiles, para ellos recomendamos series de animación, con ellas se puede huir de esta tediosa repetición y se puede también disfrutar tanto o más que los mismos niños en el intento.

Ya se encargaba de acotar en su momento, Julia Eccleshare quien es una aclamada crítica de origen británico que se especializa en libros infantiles, por medio de una entrevista en The Guardian, donde señalaba que nunca volvía a leer los libros que le habían gustado de pequeña. Y es que según ella, suele existir el miedo a la revisión de las ficciones que llegaron a gustarnos cuando éramos niños, ya que luego de haber en ejercido nosotros, estos pueden no haber envejecido tan bien como nosotros recordamos (o deseamos).

Si durante la infancia es posible que hayamos disfrutado de alguna de las series que a continuación reseñamos, pero no tengamos miedo, pues quizás estas han envejecido mejor. Pero lo mejor de todo es que los más chicos también lo van a agradecer.

‘Chopy y la princesa’ (1967) (Ribbon no Kishi), de Osamu Tezuka

Osamu Tezuka no sólo se encargó de darle vida a los géneros manga que en la actualidad conocemos, sino que también fue un gran pionero que se volcó de lleno a la industria de la animación. Su primera obra fue destinada al público femenino, denominada “caballero del lazo”. Como se presentó como la primera de su género, se ha encargado de cumplir todos los estereotipos que caracterizan al manga para chicas, es decir, la búsqueda del amor, ambientación de época, protagonista valiente y sufridora, simpáticos y traviesos compañeros, ojos enormes y flores por todas partes.

‘Doraemon’ (1970), de Fujiko F. Fujio

Este es uno de los animes infantiles más conocido, pero además ha sido el más explotado en nuestro país. Unes que este cuenta con más de mil episodios, por lo que se recomienda la primera saga, pues es más fresca en sus ideas e inventos y además, es donde la historia mantiene la esencia de sus creadores originales.

Dejar un comentario