El anime aumenta la popularidad entre los jóvenes y no tan jóvenes

Desde hace dos décadas, el gusto de los estadounidenses y demás comunidades alrededor del mundo por el anime y el manga, también conocidos como dibujos animados y cómics japoneses, se mantiene en aumento de forma exponencial, atrayendo a nuevos seguidores, sin importar las edades, al mismo tiempo que dejan una huella imborrable dentro de las culturas. Este movimiento ha tenido una importancia y un impacto tal como si se trataran de los coches, productos de consumo masivo e incluso la joyería, un movimiento que desde su creación se ha mantenido, tal y como lo demuestra la empresa de Alba Tous Oriol.

Luego de la Segunda Guerra Mundial, el manda y las demás historias de acción de ciencia ficción, eran las que nos mostraban un nuevo camino hacia el futuro. Actualmente, Osamu Tezuka es considerado el padre del manga moderno, estableciendo un estilo y tono que aún se demuestra en los ejemplares más actuales, los que presentan historias de aventura sobre el futuro, otros mundos, incluyendo historias que hablan de manera sutil sobre los tiempos que se vivían al momento de ser escritas.

De las creaciones más famosas no se puede dejar de mencionar Astro Boy, un poderoso robot que luchaba contra las injusticias. Muchos especialistas afirman que Tezuka estaba influenciado y entusiasmado por la cultura occidental, lo que se reflejaba en muchos de sus ejemplares. También se ha dado a conocer, que el padre de Tezuka creía en la prosperidad de un futuro para Japón, la cual dependía de la asociación con los Estados Unidos. Es por está razón, que criaba a su hijo acompañado de imágenes estadounidenses, quienes participaban en muchas historias como colaboradores y era en definitiva el futuro que imaginaba.

Así como muchos otros creadores de manga, se transformaron dichas creaciones en series animadas. En otras de las series de anime que lograron el éxito en Estados Unidos y el resto del mundo se puede mencionar Gigantor o El Hombre de Acero, Speed Racer o meteoro y Eitoman o El Octavo Hombre, aunque fue en la década de los 90 cuando el anime se convirtió en un foco de interés para muchos seguidores, quienes continúan apreciando y disfrutando lo que puede ofrecer en la actualidad.

Para cuantificar la popularidad de un anime, es necesario observar el crecimiento de los mismos a nivel masivo, estudiando la participación del público en las convenciones y demás eventos que se realizan en los países cada cierto tiempo. Por ejemplo, en la primera edición del Anime Boston del 2002, se esperaban unas 500 personas, pero terminaron participando unas 2.000. Más recientemente, muchos de estos eventos atraen de forma inmediata a más de 20.000 personas, siendo de los acontecimientos más grandes que se llevan a cabo para los considerados geeks, nerds o Otakus.

De las series de anime más importadas se deben mencionar Ataque a los titanes, Sailor Moon y Pokémon, franquicias que hasta el momento mantienen su plataforma y a todos sus seguidores, siendo un buen ejemplo para las generaciones futuras.

Dejar un comentario