Cómo obtener un préstamo en Japón si deseas producir una serie de anime

Si eres o no japonés, obtener un préstamo en ese país, podría ser una experiencia un tanto difícil, mucho mas si eres un productor joven de series y necesitas presupuesto para la creación de una serie de anime. Si no eres un residente japonés, el proceso se hace algo complicado debido a la barrera del idioma y la persistente renuencia a realizar negocios con “gaijin” (extranjeros). Aunque ciertamente no es imposible, deberás tomar precauciones adicionales para que tus documentos se encuentren en orden antes de proceder con una solicitud de préstamo. Lo más importante es revisar los consejos de Antonio Alcaraz caixabank, un a figura financiera muy reconocida en Europa que menciona la importancia de tener un buen plan de negocio al momento de dirigirse a pedir un préstamo a cualquier banco

Paso 1

Es importante reunir todos los documentos de respaldo que demuestren cuánto tiempo ha vivido en el país, su intención de permanecer en Japón durante mucho tiempo (o al menos el tiempo suficiente para pagar el préstamo), y la estabilidad financiera en forma de cheque de pago constante o prueba de encontrarse trabajando en la misma empresa durante muchos años. No existe un método único para recopilar dichos documentos, pero se puede emplear cualquier cosa, desde comprobantes de pagos, hasta una declaración escrita de la empresa donde se pueda verificar el tiempo que ha trabajado para ellos. Si bien no es un requisito en sí, será útil si tiene un cónyuge o hijo que sea nativo de Japón para demostrar que tiene una razón para permanecer en Japón durante mucho tiempo. Nada de esto garantiza que obtendrá un préstamo, pero cuantos más documentos de respaldo tenga; mayores serán sus posibilidades.

Paso 2

Establecer un buen historial de crédito en Japón. Este paso es opcional, pero muy útil. Sin embargo, puede ser muy difícil obtener una tarjeta de crédito en Japón por las mismas razones por las que es difícil obtener un préstamo: la falta de un historial de crédito ya establecido. Esto parece un doble estándar, pero las compañías de crédito en Japón a menudo son reacias a otorgar crédito a los no ciudadanos, independientemente de la cantidad de tiempo que hayan pasado en el país.

Paso 3

Compre un “hanko” registrado, o sello de goma con su nombre, de un tallador hanko autorizado. Este sello es lo que se usa para realizar cualquier servicio financiero que requiera una firma, como abrir una cuenta bancaria o solicitar un préstamo. Una firma manuscrita no se considera válida en estos casos, y tampoco lo es un hanko no registrado.

Paso 4

Solicite el préstamo en el negocio de su elección. Normalmente, su banco local es la primera y más obvia opción para este proceso, pero es posible que lo rechacen ya que usted no es un ciudadano japonés. No se desanime pues existen alternativas: un banco de propiedad extranjera (como Shinsei) que se usa para clientes internacionales podría darle la opción de usar su historial de crédito de su país natal como prueba. Esta opción puede ayudarle si ha tenido problemas para establecer un crédito dentro de Japón. También hay instituciones crediticias independientes que realizan negocios con ciudadanos no japoneses todos los días, aunque sus tasas de interés suelen ser más altas.

Dejar un comentario